Mataron a un gendarme en El Jagüel en un asalto y también murió un delincuente

Policiales 26 de julio de 2022
gendarme-muerto-echeverria-1-2022

Un efectivo de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) fue asesinado este domingo de un balazo en la cabeza al resistirse a un asalto en el partido bonaerense de Esteban Echeverría y a raíz del enfrentamiento uno de los presuntos delincuentes también murió baleado, informaron fuentes policiales.
 

El hecho ocurrió por la mañana, en la esquina de avenida Pedro Dreyer y Ramón Santamarina, en la localidad de El Jagüel, en dicho partido del sudoeste del conurbano, donde un gendarme identificado como Julián Ibáñez (24), se encontraba vestido de civil, a la espera de que unos compañeros lo pasen a buscar para ir a tomar servicio en una base de la fuerza en Almirante Brown.

Según las fuentes, en esas circunstancias, el efectivo, que residía unas nueve cuadras de distancia, fue abordado por al menos cuatro delincuentes con fines de robo, por lo que se resistió con su pistola reglamentaria 9 milímetros marca Pietro Beretta.

De acuerdo a los voceros, Ibáñez alcanzó a balear a uno de los asaltantes en el pecho y a otro en un glúteo, ante lo cual, los cómplices se abalanzaron sobre él, le quitaron la pistola y uno de ellos lo mató de un tiro en la cabeza.

Alertados de lo ocurrido, personal policial arribó a la escena del crimen donde halló al gendarme ya fallecido, y a dos sospechosos heridos, a los que trasladaron hasta el hospital Santamarina, de la vecina localidad de Monte Grande, donde el que había recibido el tiro en el pecho murió mientras era intervenido quirúrgicamente, dijeron los informantes.

A su vez, los policías observaron a tres sospechosos que huían del lugar del enfrentamiento a la carrera, por lo que los persiguieron y detuvieron a los pocos metros.

Las fuentes policiales indicaron que los apresados son dos adolescentes de 15 años y uno de 16, misma edad que la del sospechoso fallecido, identificado como Esteban López.

A su vez, el mayor de estos aprehendidos presentaba una herida de bala en un glúteo y fue llevado al mismo hospital Santamarina, en el que lo asistieron y quedó internado con custodia policial.

En tanto, los pesquisas continuaban intentando localizar el arma reglamentaria del gendarme, la cual se la llevaron los asesinos, y si había personas mayores de edad en el grupo que cometió el crimen.

Los detenidos, oriundos de la zona de Ciudad Evita, partido de La Matanza, quedaron a disposición del personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Lomas de Zamora, que inició actuaciones por “homicidio en ocasión de robo”.