Copa Libertadores: sin sobresaltos, Boca empató 0-0 con Corinthians

Deportes 29 de junio de 2022
boca-corinthians

Rossi atajó un penal a Guedes y mantuvo el arco invicto. La próxima cita: 5 de julio en la Bombonera.
 
 Boca y Corinthians no lograron sacarse ventaja e igualaron 0 a 0 en un discreto partido disputado este martes en Brasil, en el marco de la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores. Los dos equipos se enfrentarán el 5 de julio en la Bombonera, desde las 21.30, para el partido de vuelta.

Si bien el partido fue estable durante los 90 minutos, hubo un momento de tensión: minuto 43 y el penal de Róger Guedes a Agustín Rossi. No pasó a mayores: el arquero atajó y mantuvo el invicto en el arco.

Incidentes y advertencia contra el racismo

La llegada de Boca al Arena Corinthians fue por demás complicada: hinchas del club paulista apedrearon el micro en el que viajaban los jugadores y dirigentes del club "xeneize".

El partido tuvo en los días previos cruces por parte de ambos clubes, sobre todo de parte del Corinthians, por que recordaron sus dirigentes que sus hinchas habían sido maltratados en la visita a la "Bombonera" cuando se enfrentaron por la fase de grupos.

"Las Asociaciones Miembro y clubes son responsables de la seguridad y del orden tanto en el interior como en las inmediaciones del estadio, antes, durante y después del partido del cual sean anfitriones u organizadores", dice el Artículo 9 del Código Disciplinario en su punto 3, que rige la Conmebol.

Horas antes, la Comisión directiva de Boca había dado a conocer un comunicado en el que pedía a sus hinchas que evitaran cualquier gesto racista, como en los últimos partidos contra equipos brasileños.

"Boca Juniors llama una vez más a la reflexión a los hinchas para vivir el partido con la genuina pasión que caracteriza a los xeneizes y lejos de todo tipo de manifestación racista", instaba la nota.

"Estos partidos representan una nueva oportunidad para rechazar cualquier acto xenófobo que vulnere los derechos de cualquier grupo y demostrar el aprendizaje de tristes experiencias recientes, que no sólo causan un daño a la imagen sino también a la economía" del club, remarcaron.

"Cabe recordar que la Conmebol endureció severamente las multas a los clubes participantes en casos de actos de racismo y la reiteración de estos comportamientos no sólo pueden acarrear penas económicas más grandes sino también hasta la clausura del estadio", concluyeron.