Cristina aseguró que hay "un festival de importaciones"

Politica 21 de junio de 2022
cristina-cta-03jpg

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner participó de un plenario de delegados de la CTA de los Trabajadores en Avellaneda. Volvió a hablar de usar la lapicera.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner participó de un plenario de delegados de la CTA de los Trabajadores en la ciudad bonaerense de Avellaneda, con motivo de la celebración del Día de la Bandera, en el que analizó el presente económico de la Argentina, criticó la gestión de Mauricio Macri a la que responsabilizó del endeudamiento, y volvió a hablar de "usar la lapicera" en referencia al alto nivel de importaciones.

Bajo la consigna "20 de Junio. La vigencia de Belgrano. Estado, mercado y precios: producción, trabajo y política social en una Argentina bimonetaria", el acto se desarrolla desde las 16 en el predio del Parque La Estación, hasta donde llegaron 1.800 delegados de la CTA de todo el país, informó la organización en un comunicado.

"Manuel Belgrano es mi prócer preferido", aseguró la exmandataria, quien resaltó las ideas del militar y político aun cuando han pasado 200 años. "Yo desconfío de los que no les gusta mirar el pasado, será porque no les gusta lo que hicieron en el pasado; yo no tengo problemas con el pasado, con mi pasado y con el del peronismo", añadió.

"Me hice peronista conociendo el pasado e imaginando el futuro. Desconfío de los que no les gusta mirar el pasado", aseguró Cristina en el inicio de su exposición.

"En 2008 yo recién asumía y el mundo se desplomó literalmente y para colmo nos agarró con la crisis folklórica de la 125", aseguró.

Cristina Kirchner agregó: "El sector privado financiero provocó la primera crisis global en 2008". "Yo aparecía en Olivos vendiendo bicicletas, lavarropas... Parecía una mercachifle", sostuvo.

Advirtió que en la actualidad advertimos un ataque formidable al Estado y fustigó a quienes dicen todos los días que "el Estado es una porquería y no sirve para nada".

Advirtió que en la actualidad “advertimos un ataque formidable al Estado” y fustigó a quienes dicen “todos los días que el Estado es una porquería y no sirve para nada”.

En ese marco, la expresidenta sostuvo que “el mercado” provocó las crisis en lo que va del primer cuarto del siglo XXI y que “el Estado” salió en auxilio de la sociedad. "El Estado es imprescindible", dijo.

Cristina Kirchner dijo que “el Muro de Berlín también se cayó para el lado del capitalismo” y reclamó que se ”haga capitalismo en serio, con acceso a la vivienda, a la comida, a la educación para todos y todas, sin exclusiones”.

Además negó que el déficit fiscal sea la causa de la inflación en la Argentina y puso como ejemplo que Estados Unidos tiene el récord mundial de déficit fiscal pero no tiene el mismo nivel de aumento de precios.

También desvinculó la inflación del déficit comercial, que según un estudio que mostró también está en manos de Estados Unidos. "El déficit no es necesariamente causante de la inflación, pero Estados Unidos tiene la maquinita para imprimir dólares y varios portaaviones”, replicó.

La titular del Senado advirtió que hoy hay "un festival de importaciones" que se debe "controlar y administrar" desde el Gobierno, pero advirtió que eso "no estaría sucediendo".

Sostuvo que para ello hay que “articular” el accionar la “AFIP-Aduana, el Ministerio de la Producción y el Banco Central” y englobó esa y otras tareas en la frase “usar la lapicera” que pronunció días pasados junto al presidente Alberto Fernández en el acto por el centenario de YPF.

“La Unidad del Frente de Todos no está en discusión", afirmó. Asimismo condenó el “endeudamiento criminal de los cuatro años del macrismo” y afirmó que en ese período “se aplicaron todas y cada una de las políticas que quería el sector privado”

Y en ese marco criticó duramente al Fondo Monetario Internacional (FMI) y a los empresarios que “dicen que no tienen nada que ver con la formación de precios y la inflación”.

“El peronismo es trabajo, laburo. El peronismo no es depender de un dirigente social, es especial las mujeres que son las más explotadas”, aseguró con respecto a los planes sociales y pidió que Estado “recupere” el control asistencial dijo Cristina Kirchner.

“Ganar las elecciones sin cambiar nada, mejor quedarse en la casa”, cerró.

Además de la vicepresidenta, del encuentro participaron el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; y el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, entre otros.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, y su par de Quilmes, Mayra Mendoza; los sindicalistas Pablo Moyano (Camioneros) y Sergio Palazzo Bancarios); los funcionarios provinciales Andrés Larroque y Daniel Gollán y el senador nacional Mariano Recalde fueron los principales asistentes al acto.