Realizaron una inspección en el avión retenido en Ezeiza: retiraron la caja negra

Sociedad 17 de junio de 2022
inspeccion-avion-venezolano-telefe-noticias

El procedimiento fue ordenado por el juez federal Federico Villena. Durante la inspección se retiró la caja negra de la aeronave.
 

El juez federal Federico Villena ordenó este jueves una inspección en el avión retenido en Ezeiza. El procedimiento incluyó el retiro de la caja negra, confirmaron fuentes judiciales.

 
El análisis de la caja negra permitirá saber cuáles fueron los últimos diálogos dentro de la cabina de la aeronave. Además, se busca determinar si hay evidencias de que se apagó el "transponder", un sistema que transmite información de la aeronave y su altitud.

La inspección se iba a realizar el miércoles último pero fue postergada por la presencia de medios en el aeropuerto internacional.

Aunque el expediente judicial permanece bajo secreto de sumario, Télam pudo saber de fuentes seguras que el juez Villena y la fiscal Cecilia Incardona solicitaron información a agencias extranjeras para conocer con certeza qué tipo de sanción pesa sobre el avión Boeing 747 de la empresa de transporte de carga Emtrasur, con matrícula venezolana YV3531, y si existen investigaciones sobre sus tripulantes.

La información habría sido solicitada a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (por las supuestas sanciones comerciales que pesarían sobre la aeronave) y a la Agencia Federal de Investigaciones e Inteligencia de ese país (FBI).

A nivel local, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) contestó esta mañana a primera hora un oficio enviado por el juez en el que solicitó información sobre las acciones llevadas a cabo por ese organismo en este caso, informaron fuentes oficiales.

Además, en el Juzgado federal de Lomas de Zamora esperan que Uruguay informe las razones por las que no permitió el ingreso de la aeronave a su espacio aéreo el martes de la semana pasada.

Por otro lado, los investigadores aguardan los informes encargados a la Policía Federal y a la Policía de la Ciudad en relación a los teléfonos celulares y los dispositivos electrónicos secuestrados a los tripulantes -14 ciudadanos venezolanos y 5 iraníes- que permanecen alojados en el Hotel Plaza Canning, y que no pueden irse del país porque la Justicia les retuvo los pasaportes.