Condenaron a tres policías que violaron a una mujer en una comisaría y la dejaron con una discapacidad del 95%

Policiales 09 de junio de 2022
comisaria-violacion

Tres policías de la provincia de San Luis fueron condenados a penas de 8 y 12 años de prisión por abusar sexualmente y en grupo de una mujer que estaba detenida en la comisaría de la localidad de Villa de la Quebrada, situada a unos 40 kilómetros de la capital puntana, en abril de 2019, informaron hoy fuentes judiciales.
 
 Los tres condenados, ya echados de la fuerza, fueron hallados culpables del “abuso sexual de una persona mediando violencia, amenaza y abuso coactivo de una relación de poder, con acceso carnal” por un Tribunal Oral Federal de San Luis.

Se trata de Juan Fúnez, quien recibió una pena de 12 años de prisión y de Daniel Chacón y Cristian Quiroga, fueron condenados a 8 años de cárcel.

El delito fue denunciado por la victima, quien vive en Córdoba y fue detenida en un baile que se hacía en la localidad puntana de Villa de la Quebrada el 21 de abril de 2019.

De acuerdo con la pesquisa, la mujer fue acusada de haber puesto en circulación moneda falsa cuando fue a comprar bebidas en un puesto local.

Como la falsificación de moneda es un delito de competencia federal, tomó intervención la Justicia de ese fuero, aunque por no haber una sede de la Policía Federal Argentina (PFA) en esa ciudad, la detenida fue alojada en la seccional local, donde se cometió el abuso múltiple.

Según la denuncia de la víctima, a comienzos del 2019 decidió mudarse de la ciudad cordobesa de Río Cuarto a Villa del Carmen, un pueblito de San Luis, al pie de la Sierra Comechingones, con menos de mil habitantes.

El 19 de abril viajó hasta Villa La Quebrada para anotarse en la feria de la Fiesta del 1 de Mayo y así poder trabajar vendiendo sus artesanías, aunque, como llovía mucho, se refugió en un salón de baile del pueblo, donde había policías que “la empezaron a acosar” hasta que la detuvieron con el argumento de que ella había pagado bebidas con billetes falsos.

La víctima denunció que, con esa excusa, la llevaron detenida a una comisaría de Villa La Quebrada, donde debía ser retirada por la PFA. Mientras estaba demorada, el jefe de servicio de la dependencia y otros dos efectivos la violaron y golpearon durante horas.

Dos días después, relató la víctima, fue trasladada a una comisaría de San Luis por la PFA, donde permaneció detenida unos 40 días más, por la causa federal en la que luego fue absuelta.

Como consecuencia de la violación grupal policial de la que fue víctima y sobreviviente, la mujer sufrió graves lesiones por las que hoy tiene un certificado de discapacidad del 95%.

En la causa se ventiló que las pericias médicas que le realizaron tras la denuncia arrojaron que tenía el útero con múltiples lesiones y debieron operarla dos veces, al tiempo que fue diagnosticada con cáncer de mama.