El doble homicida del buque es un expolicía que estuvo preso

El Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) informó que Carlos Eugenio Lima permaneció detenido más de cuatro años por el intento de homicidio de un vecino.

Policiales 25 de octubre de 2021
6174022799bd3_1004x565

El marinero Carlos Eugenio Lima, quien mató a balazos al capitán y al primer oficial de un buque petrolero en medio del río a la altura del partido bonaerense de Ensenada, es un expolicía que estuvo preso más de cuatro años por el intento de homicidio de un vecino, al que hirió de seis disparos en la localidad platense de City Bell, informaron fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Ese hecho ocurrió en la noche del 3 de junio de 2008 en calle Cantilo y 134, en el barrio La Emilia, donde residía junto a su familia el exteniente de la Policía bonaerense Lima (52), cesanteado de la fuerza el 24 de noviembre de 2007.

En aquella ocasión Lima rompía el pavimento de la calle para hacer un desagüe, justo frente a la casa de su vecino Gustavo Alfaro, de 40 años, porque, según los vecinos "le molestaba que el agua de su propio lavarropa se le estancara y le resultó más cómodo romper el asfalto y que le vaya al vecino de enfrente con quien ya había tenido alguna que otra pelea".

Según las fuentes, Lima y Alfaro discutieron, hasta que el expolicía extrajo una pistola calibre 9 milímetros y efectuó al menos seis disparos contra su vecino, quien cayó al piso gravemente herido.

De acuerdo a los primeros peritajes, Lima disparó contra su vecino a menos de un metro y medio de distancia y los testigos aseguraron que fue "como si lo ejecutara", ya que gatillaba aún con su víctima en el piso, precisaron.

Alfaro recibió un balazo en la pierna izquierda, dos en la columna, uno en el abdomen que le afectó el intestino y dos en el brazo izquierdo, por lo que fue trasladado al hospital San Roque de Gonnet, donde los médicos lo operaron de urgencia.

Tras haber baleado al vecino, Lima ingresó a su casa, donde se atrincheró negándose a salir cuando arribó al lugar personal de varias comisarías de La Plata, a quienes les disparó en varias oportunidades.

De inmediato, los policías pidieron apoyo al Grupo Halcón, por lo que se cerraron las calles cercanas y se montó un operativo, al cual se lo convocó al fiscal de turno de La Plata. Tras más de una hora de negociación, los efectivos y la mujer del ex policía lograron que Lima saliera de su casa y se entregara.

Según los investigadores, Lima había prestado servicio como último destino en la Policía Científica de Lomas de Zamora y fue cesanteado, al parecer, por problemas psiquiátricos.

Habitantes del barrio donde ocurrió el ataque aseguraron que era una persona agresiva y conflictiva y que ya había tenido problemas con la víctima.

Desde el SPB que Lima permaneció detenido desde ese día en la Unidad 9 del SPB y luego de ser condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de La Plata por la tentativa de homicidio calificado de su vecino, recobró la libertad el 18 de enero de 2013.

Te puede interesar