Manzur se reunió con Jaldo para ajustar la estrategia electoral en Tucumán y dijeron que sus diferencias quedaron atrás

Compitieron en la interna del Frente de Todos en las PASO de la provincia norteña pero firmaron una tregua política. El jefe de Gabinete ya se reunió con otros 11 gobernadores en la Casa Rosada desde que asumió el 20 de septiembre. Hubo varios ministros del Gabinete Nacional en este encuentro.

Politica 05 de octubre de 2021
juan-manzur-y-osvaldo-jaldo-1232920

La tensión que existió entre ellos hasta puso en peligro su asunción como nuevo jefe de Gabinete. También dejó al borde de un conflicto de proporciones la sucesión por el puesto que dejaba vacante cuando lo convocó Alberto Fernández. Pero este lunes Juan Manzur recibió al gobernador interino de su provincia, Tucumán, Osvaldo Jaldo. Volvieron a verse las caras después de haber firmado una tregua. A Jaldo lo acompañaron varios de sus ministros, legisladores en ejercicio y candidatos a ocupar un lugar en el Congreso Nacional.

Ambos evitaron el contacto con los periodistas acreditados en Casa Rosada pero utilizaron la sala de conferencias para ser entrevistados por el diario La Gaceta de Tucumán, vía Zoom. Manzur se refirió a la pelea política de ambos en la interna y dijo que “eso está superado; queda atrás. Y hoy Osvaldo Jaldo y Juan Manzur están más juntos que nunca, en este nuevo desafío, mirando hacia adelante y trabajando por el bien de los tucumanos”.

 
“En política todo es gestualidad; y hoy voy a decirles a mis compañeros: efectivamente, tuvimos internas, pero ya terminaron. Ahora, todos tenemos que estar a la par de quien conduce. Hoy, esa responsabilidad es de Osvaldo Jaldo y todos tenemos que ayudar”, agregó el actual jefe de Gabinete nacional.

“Conformamos una agenda de trabajo para precisar cada una de las iniciativas y proyectos que se están llevando adelante en Tucumán, algunos en marcha y otros que se van a analizar. No tengo dudas que en los próximos días se va a seguir repitiendo esta dinámica con los equipos de cada provincia”, sostuvo Manzur.

Jaldo fue el 12° mandatario provincial que fue recibido por Manzur desde que este asumió el 20 de septiembre en reemplazo de Santiago Cafiero. En estas dos semanas que transcurrieron no dejaron de tener contacto porque no quieren sufrir sorpresas en los comicios legislativos del 14 de noviembre. Después del encuentro que se llevó a cabo en el Salón Sur de la Rosada, Jaldo destacó que “en mi experiencia política nunca he tenido la posibilidad de ver lo que hoy estamos viviendo los tucumanos, como es el hecho de ser atendidos en Casa Rosada, tener la posibilidad de que nuestros ministros se puedan reunir frente a frente con cada uno de los ministros nacionales en las diferentes áreas”.

El gobernador interino de Tucumán también recalcó “superadas las internas, sin dudas con el jefe de Gabinete de Ministros estamos trabajando para darle gobernabilidad a Tucumán, y para llevar soluciones concretas a cada área de Gobierno de la Provincia”.

Aunque compartieron fórmula para llegar a la gobernación en 2019, las diferencias entre el gobernador Manzur y su vice derivaron en una interna en las recientes PASO. La lista A, Lealtad Peronista, de Manzur, se impuso con el 61,32% a la del entonces vicegobernador, Todos por Tucumán, que sumó el 38,68% de las adhesiones. Manzur y Jaldo compitieron en listas separadas (el primero como senador suplente, y el segundo como candidato a diputado). Antes de las PASO, durante seis meses casi ni se hablaron. Debido a ese abierto enfrentamiento hasta tuvo que intervenir el presidente Alberto Fernández, quien con varios llamados convenció a las partes para acordar una sucesión ordenada y que Manzur pudiera sumarse al elenco gubernamental en Balcarce 50.

Las tres bancas de senadores que estarán en juego en Tucumán son las de José Alperovich (Frente de Todos, de licencia), Beatriz Mirkin (Frente de Todos) y Silvia Elías de Pérez (Juntos por el Cambio). Y además la provincia deberá renovar a cuatro diputados: Pablo Yedlin (Frente de Todos), José Cano (Juntos por el Cambio), Mabel Carrizo (Frente de Todos) y Gladys Medina (Frente de Todos).

Jaldo concurrió a la Casa Rosada con todos los integrantes de su gabinete -excepto Eduardo Garvich, el titular de Economía que no viajó-, el presidente subrogante de la Legislatura, Sergio Mansilla, y con el vicepresidente primero del cuerpo, Regino Amado. Manzur sabe que la pelea interna puede repercutir en los resultados de las legislativas de noviembre. Lo mismo hizo con otros gobernadores teniendo en cuenta que el oficialismo solamente pudo imponerse en las PASO en 7 provincias de un total de 24 distritos. Al quedar como el nuevo jefe de campaña sabe que se deberá defender con uñas y dientes cada voto. Por eso hablaron de la estrategia electoral que se empleará en estas seis semanas hasta las legislativas.

Por el Gobierno nacional participaron del cónclave los ministros de Seguridad, Aníbal Fernández; de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; de Turismo y Deportes, Matías Lammens; el de Hábitat y Desarrollo Territorial, Jorge Ferraresi, de Educación, Jaime Perczyck, de Trabajo, Claudio Moroni, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Para que no peligre el triunfo en las elecciones de medio término, Jaldo mantuvo reuniones durante toda la semana pasada con la mayoría de los intendentes de la provincia. El PJ obtuvo el 48,58% de los votos contra el 35,08 de Juntos por el Cambio el 12 de septiembre. Por eso el mandatario interino -Manzur debió tramitar una licencia ante la Legislatura para asumir como nuevo jefe de Gabinete de Alberto Fernández-se reunió con varios de ellos para dar señales de unidad. Los 13 puntos y medio de diferencia en las PASO no garantizan nada.

Te puede interesar