Giselle Rímolo obtuvo la libertad condicional

Condenada por homicidio culposo y ejercicio ilegal de la medicina, Giselle Rímolo logró la libertad condicional y no podrá hablar de la causa.

Policiales 16 de septiembre de 2021
0004881921

Giselle Rímolo obtuvo la libertad condicional y dejó el Penal de Ezeiza, donde estaba detenida en una causa por homicidioculposo, ejercicio ilegal de la medicina, estafa en más de 70 ocasiones y tráfico de medicamentos peligrosos.

La medida la tomó la jueza María Jimena Monsalve y uno de los requisitos que le impuso la Justicia es un bozal mediático y en redes sociales, donde no podrá hablar de la causa.

Además, está obligada a seguir un tratamiento psiquiátrico. “En caso de no cumplir, regresa a la cárcel”, informaron las fuentes.

La jueza le concedió el beneficio de la libertad condicional porque “cumplió las 2/3 partes de la condena”.

Giselle Rímolo estaba cumpliendo su condena en la casa N°5 del Instituto abierto de pre-egreso “Juana Azurduy” del complejo penitenciario de Ezeiza, donde pasó sus últimos días de encierro. Se trata de un grupo de viviendas, dentro del predio carcelario, en el que se alojan las mujeres que tienen buena conducta y están cerca de recibir la libertad.

LA CAUSA
Rímolo fue condenada en 2012 a la pena de nueve años de prisión por ejercicio ilegal de la medicina, setenta estafas y tráfico de medicamentos peligrosos para la salud y por el homicidio culposo de Lilian Stella Díaz, en tanto que su hermano fue condenado por los delitos de estafa y tráfico de medicamentos peligrosos para la salud, reiterado en setenta ocasiones a la pena de cuatro años de prisión.

La ex pareja de Silvio Soldán dirigía la clínica llamada “CIDENE” dedicada a tratamientos nutricionales para el descenso de peso. Se trataba de un establecimiento que atendía gran cantidad de pacientes, cobrando considerables sumas de dinero.

Según se comprobó, los pacientes eran inducidos a creer que Rímolo era médica, puesto que aquella aparecía en programas radiales y televisivos y era presentada como “doctora Rímolo”, en tanto que en la clínica vestía un delantal con un bordado que decía “Dra. Rímolo”, mientras se instruía al personal de la clínica para que la llamaran de esa forma y exhibía en su consultorio diplomas que solamente una profesional médica podía obtener, llegando incluso a cobrar una tarifa mayor por la consulta con ella que la correspondiente a la atención con otro personal.

Te puede interesar