Villa 21-24: una adolescente de 15 años murió atropellada por un tren de cargas

"El tren no pasa más", advirtieron los vecinos

Sociedad 25 de agosto de 2021
0007862243

"El tren no pasa más". Esa fue la decisión que tomaron los vecinos y vecinas de la Villa 21-24 tras la muerte de una joven de 15 años, quien fue atropellada por una formación de tren de la línea Roca que pasa diariamente por el interior del barrio mientras intentaba salvar a su hermano de 2 años.

"Ya hemos tenido demasiados accidentes, daños, lesiones y pérdidas. Ya no es posible tolerar una sola muerte más", plantearon en un comunicado las distintas organizaciones que acompañaron el reclamo.  

 
 

El hecho ocurrió el viernes pasado alrededor de las 10:30, a la altura de la casa número 35 de la manzana 7 de la Villa 21-24. Esa mañana, Luján Sofía Caballero López, de 15 años, se disponía a cruzar junto con su hermanito las vías del Ferrocarril de la línea Roca, explotada por la empresa Ferrosur, un tren de carga que pasa dos veces al día a menos de medio metro de varias de las casas del barrio, pero fue arrollada instantes después de salvar a su hermano.  

Tras lo ocurrido, los vecinos y vecinas, quienes aseguraron que no es la primera muerte que ocurre en las mismas circunstancias, decidieron cortar las vías con piedras, maderas y un cartel pintado a mano que establece que, allí, "el tren no pasa más". Horas después, tras el reclamo de la comunidad, el Ministerio de Transporte, en coordinación con la ciudad de Buenos Aires y la empresa Ferrosur Roca, suspendieron el paso del tren de la concesión privada.

“Las organizaciones de la Villa 21-24, su junta vecinal, la iglesia de Caacupé, vecinos y vecinas expresamos nuestra indignación y tristeza por la muerte" de Luján y "responsabilizamos por lo sucedido al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, al Ministerio de Transporte de la Nación y a la empresa Ferrosur Roca S.A.”, advirtieron en un comunicado conjunto el Movimiento Evita, La Cámpora, el Frente Popular Darío Santillán (FPDS)y La Poderosa entre otras otras organizaciones.

“Desde hace décadas exponemos nuestras vidas, y especialmente las de nuestros niños y niñas, al peligro de un tren de carga que atraviesa nuestro barrio de punta a punta dos veces al día. Desde hace décadas reclamamos por las integración urbana de nuestro barrio, el ordenamiento territorial, por el acceso a un hábitat digno que ofrezca salubridad y seguridad para nuestras vidas”, continuaron sobre la inacción de las autoridades. 

Mientras "contemplamos el avance de obras de soterramiento y levantamiento de las líneas de ferrocarril en toda la ciudad, eliminando los pasos a nivel, y en muchos casos generando paisajes urbanos del primer mundo como en el caso de Palermo y Belgrano", para la Villa 21-24 "ni siquiera hay intención de proteger la vida de 80.000 personas que convivimos con el riesgo", denunciaron.

Por esto, concluyeron las organizaciones denunciantes, "les hacemos saber al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, al Ministerio de Transporte de la Nación y a la empresa Ferrosur Roca S.A, que a partir de hoy por nuestro barrio el tren no pasa más". 

Te puede interesar

El síndrome post pandemia: ¿Cómo se vuelve a la normalidad?

Las restricciones se flexibilizan y muchas personas podrían comenzar a recuperar sus rutinas, pero algunas se resisten y prefieren refugiarse en sus casas. La virtualidad abre paso a la presencialidad y ello implica una “readaptación que tendrá algún costo”, según los especialistas.

58