Murió el pasajero de la línea 152 que fue apuñalado por pedir distancia social

Sociedad 08 de julio de 2021
1808BCBCFCECC212E7A1C832BD749A5E409-1625563564

Franklin Bedón Galarza, el pasajero del colectivo de la línea 152 que había sido apuñalado luego de pedir distancia social, falleció este miércoles. El hombre, de 44 años, estaba internado en el Hospital Rivadavia, donde había sido atendido tras el ataque.

Galarza viajaba el lunes por la noche en un colectivo de la línea 152, cuando fue atacado por José Báez, que le clavó un cuchillo en el abdomen. Según relataron los testigos, la discusión se inició porque el agresor se subió sin pagar y no mantenía la distancia social dentro de la unidad.

 
 

Tras el ataque, Galarza fue trasladado al centro de salud del barrio de Recoleta, donde fue operado, aunque su estado de salud era delicado. Finalmente, este miércoles las autoridades informaron su fallecimiento.

En tanto, Báez, que intentó escapar a la carrera, fue detenido por el encargado de un edificio que advirtió la situación. El hombre lo interceptó y lo retuvo con ayuda de otros vecinos hasta la llegada de la policía.

Fue llevado a la comisaría vecinal 14A de la Policía de la Ciudad, y quedó a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 33. Esta tarde, se negó a declarar ante el juez a cargo de la causa, Dario Bonanno.

En principio, quedó imputado por “tentativa de homicidio” aunque con la muerte de Galarza cambiará la caratula.

Fuentes judiciales informaron que el agresor tiene antecedentes penales por “resistencia a la autoridad y robo” de 2017. Además, se intenta corroborar si estaba en situación de calle, ya que le figura como domicilio la Basílica San Francisco, ubicada en la esquina de Adolfo Alsina y Defensa, del barrio porteño de Monserrat.

Te puede interesar

El síndrome post pandemia: ¿Cómo se vuelve a la normalidad?

Las restricciones se flexibilizan y muchas personas podrían comenzar a recuperar sus rutinas, pero algunas se resisten y prefieren refugiarse en sus casas. La virtualidad abre paso a la presencialidad y ello implica una “readaptación que tendrá algún costo”, según los especialistas.

58