Berazategui: policía fue detenida por el asesinato de su tío

Nahir Griselda Carrizo, de 26 años, oficial subayudante del Comando de Patrullas de Quilmes, es la principal acusada por el homicidio, ocurrido en Berazategui.

Policiales 25 de junio de 2021
0007709859

Una oficial de la Policía de Quilmes fue detenida en las últimas horas acusada de asesinar de un disparo en la cabeza a su tío, un sangriento crimen que tuvo lugar en Berazateguiy que habría sido cometido por la mujer para vengar el abuso sexual de su hermana menor, de 13 años, sometida aparentemente por el ahora fallecido.

La principal sospechosa del homicidio es Nahir Griselda Carrizo, de 26 años, oficial subayudante del Comando de Patrullas de Quilmes, quien quedó detenida por el asesinato de su tío, Lucio Arramendi González. También fue apresada la madre de la oficial y hermana del hombre asesinado.

Según confirmaron fuentes policiales, el hecho ocurrió el pasado martes en la calle 422 y Camino Real Norte, en la localidad de Gutiérrez, cuando personal del Comando de Patrullas fue alertado por el incendio de una vivienda.

Tras el alerta, los efectivos llegaron al lugar y se encontraron con el cuerpo de un hombre sin vida en la calle, con un disparo de arma de fuego en el cráneo y a unos pocos metros de la casa parcialmente incendiada.

Tras la identificación de la víctima, los uniformados supieron que un rato antes habría mantenido un conflicto y discusión con familiares, quienes lo acusaban de haber abusado sexualmente de una sobrina menor de edad.

"Dar un susto"
Varios testigos relataron que antes del incendio de la vivienda se escucharon detonaciones similares a un arma de fuego y que la oficial Carrizo, hermana de la menor que habría sido abusada, le había dicho al hombre que "le iba a dar un susto".

Tras esos testimonios, la fiscal Gabriela Mateos, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 3 de Berazategui, dependiente del Departamento Judicial Quilmes, ordenó la detención de la oficial y solicitó allanar la vivienda del novio de la joven, así como también secuestrar el arma reglamentaria, una pistola calibre 9 milímetros Bersa Mini Thunder.

En ese contexto, Carrizo fue detenida y quedó a disposición de la funcionaria judicial, quien la acusó del delito de "Homicidio agravado por el uso de arma de fuego". La acusada se negó a declarar ante Mateos y continuará presa a la espera de una serie de peritajes sobre su arma reglamentaria.

La principal hipótesis del crimen indica que se trató de un ajuste de cuentas por el presunto intento de abuso sexual sobre la hermana de la imputada. "La investigación recién comienza, está acreditado el homicidio y ella se negó a declarar así que todavía el móvil no se sabe", afirmó uno de los investigadores.

Participó del incendio
La madre de la mujer policía también fue detenida. De acuerdo a los testimonios de la causa, la mujer, hermana del hombre asesinado, participó del incendio de la casa, por lo que también quedó aprehendida.

Te puede interesar