India: el Estado comenzó a pagar las vacunas para todos los adultos

La campaña de vacunación, empañada por retrasos y escasez de dosis más la desconfianza de la población pese a la mortífera segunda ola que sacudió al país, impulsó al Gobierno a revisar su estrategia y a abrir la vacunación gratuita a todos los adultos mayores de 18 años.

Internacional 22 de junio de 2021
60d0990bb3be8_1004x565

India abrió este lunes la vacunación gratuita a todos los adultos y puso fin a un complejo sistema de compra y distribución de vacunas que sobrecargó a los estados y a los hospitales privados, que debían encontrar y pagar las dosis.

Con los casos de coronavirus en franca disminución y la esperanza de impulsar la campaña de inmunización, la decisión coincidió con el Día Internacional del Yoga, por lo que el primer ministro, Narendra Modi, aprovechó para ensalzar las supuestas virtudes de esta disciplina frente a la pandemia.

La campaña de vacunación, empañada por retrasos y escasez de dosis más la desconfianza de la población pese a la mortífera segunda ola que sacudió al país entre finales de marzo y mediados de mayo, impulsó al Gobierno a revisar su estrategia y a abrir la vacunación gratuita a todos los adultos mayores de 18 años.

Hasta el momento, apenas un 5% de los casi 1.400 millones de personas está completamente vacunado, por lo que los expertos esperan que la nueva política ayude a acabar con los problemas de suministro y haga que los inmunizantes sean más accesibles.

Desde el 1 de mayo, la vacunación estaba abierta a las personas de entre 18 y 45 años, pero los estados y el sector privado tenían que procurarse ellos mismos las vacunas y proporcionárselas a los adultos más jóvenes.

Ahora, el Gobierno federal adquirirá el 75% de todas las vacunas directamente de los fabricantes y se las proporcionará a los estados de forma gratuita, mientras que el 25% restante lo comprará el sector privado.

"La campaña debe acelerarse. La vacunación cotidiana se reactivó la semana pasada y debe reforzarse", dijo a la agencia de noticias AFP un especialista en salud pública, doctro Rajib Dasgupta.

Modi, por su parte, volvió a promocionar el yoga como protección contra el coronavirus.

"Cuando hablo con quienes están en primera línea, me dicen que han adoptado el yoga como escudo protector en su lucha contra el coronavirus. Los médicos se han fortalecido gracias al yoga y recurren a él para tratar a sus pacientes", afirmó el primer ministro en un discurso a la nación.

Desde el inicio de la pandemia, el Gobierno del nacionalista Modi no dejó de alabar las supuestas virtudes ante el virus del yoga y de los tratamientos basados en plantas medicinales, afirmaciones puestas en dudas por científicos en su país.

El mes pasado, numerosos médicos lucieron brazaletes negros de protesta contra las tesis del popular gurú Baba Ramdev, cercano al Gobierno, que afirmaba que el yoga puede prevenir la Covid-19 y acusaba a la medicina convencional de provocar la muerte de miles de pacientes con coronavirus.

India sufrió un drástico repunte de los contagios por coronavirus entre abril y mayo, meses en los que estuvo por encima de los 100.000 casos diarios, incluidas tres semanas por encima de los 300.000 y cuatro días por encima de los 400.000 positivos.


El incremento se atribuye a la variante Delta del coronavirus, que es la más contagiosa de las que han sido descriptas como "de cuidado" y fue detectada por primera vez en la India.

Sin embargo, gracias a las restricciones, las autoridades informaron hoy unos 53.000 casos de coronavirus y 1.422 muertos durante el último día, la cifra de contagios más baja en cerca de tres meses.

En medio de un descenso sostenido de los contagios durante las últimas semana, las autoridades del estado de Delhi, donde se encuentra la capital, retiraron hoy parte de las restricciones impuestas durante la pandemia, incluida una extensión del horario de apertura de bares y la reapertura de parques y jardines.

La capital registró este lunes 89 nuevos casos, la cifra más baja en lo que va de año, y 11 muertes, mientras que la tasa de positividad cayó al 0,16%, según datos compartidos por el departamento de Salud.

Las restricciones a la movilidad y las actividades aprobadas permitieron frenar las infecciones, por lo que su progresiva relajación hace temer una tercera ola.

Desde el inicio de la pandemia, India contabiliza 29,93 millones de casos y 388.135 muertos a causa de la enfermedad.

Te puede interesar