Cafiero: "Argentina va a crecer este año y las paritarias le van a ganar a la inflación"

El jefe de Gabinete está convencido de que en la próxima elección se va a plebiscitar la gestión en pandemia, que considera exitosa El funcionario habló con PáginaI12 del "hostigamiento" de Morales a Milagro Sala, de los errores en la comunicación del Presidente; de cómo reenamorar a los votantes no politizados que tienen problemas económicos y del combate contra la inflación. El intento de evitar que entren a la Argentina nuevas cepas del coronavirus y la marcha de la campaña de vacunación.

Politica 21 de junio de 2021
1611938887210129652.jpg_344325628

En una de las paredes del despacho de Santiago Cafiero cuelga "El guardapolvo blanco", un cuadro del artista Daniel Santoro y sobre una mesa de arrime hay una foto de él con Taty Almeyda; una pelota antigua de YPF; una gorra con la imagen del cura villero asesinado por la triple A, Carlos Mugica que, según cuenta, fue un regalo del Padre Willy del barrio 31; un autito de colección réplica del Justicialista y en el centro, una fotografía en blanco y negro en la que Perón le está tomando juramento a su abuelo, Antonio Cafiero. El jefe de Gabinete se sienta en la cabecera de la mesa y con tono pausado contesta sobre la inflación, las elecciones, la campaña de vacunación, las nuevas cepas de coronavirus. Y sobre Milagro Sala, sobre la denominada hidrovía, la oposición y la necesidad de unificar el sistema de salud en Argentina. Dice que no, que no corta a las 19 para ver Netflix, pero que ese día --la entrevista se hizo un viernes-- iba a ver a la selección Argentina disputar la Copa América por la Televisión Pública. Más allá de los problemas económicos, dijo a PáginaI12 que en la elección 2021 "va a primar cuál fue la actitud de cada dirigente de cara a la pandemia y ahí el Gobierno tiene para exhibir muchísimo. Los dirigentes del FdT han tenido mucho compromiso en la lucha contra la covid y es evidente que la oposición, no".

--¿Cómo piensan "enamorar" al votante no politizado al que económicamente no le está está yendo bien y los eligió porque se sintió defraudado con Mauricio Macri?

 

--La vacunación se está llevando adelante  a pesar de las campañas de desprestigio por parte de la oposición, es algo muy palpable. Eso se siente y también se siente que comienza a haber una recuperación económica ligada a algunas ramas industriales, a la construcción, y hay cifras que lo demuestran. Argentina se está recuperando, no sólo de la caída del 2020 producto de la pandemia, sino también por encima de valores de 2019 cuando lo que había era una política económica que iba en contra de la producción y del empleo. Es cierto que hay trabajadores que aún no lo están sintiendo. Ahí es donde venimos apuntalando una batería de políticas públicas para atacar con determinación el tema de la inflación que es el que deprime el ingreso de las familias.

--¿Cómo trabajan para bajar la inflación?

--No hay una fórmula mágica que te permita resolverlo en dos meses, como dijeron otros. Es un trabajo permanente y hay que enfocarlo con mucha seriedad desde su multicausalidad. Para eso se necesitan acuerdos de precios y salarios, un ordenamiento macroeconómico y políticas públicas desde la Secretaría de Comercio que van funcionando acompañadas de sanciones para el que incumple. Ahí está la aplicación de la ley de abastecimiento y las sanciones que hemos hecho a formadores de precios o empresas que quieren recuperar, no sólo lo que se perdió en 2020, sino lo que vienen perdiendo desde hace tres años de recesión.

--Ahora reabrieron paritarias, pero de todos modos es difícil que los salarios le ganen a la inflación..

-La decisión y el compromiso del Presidente es que este año la Argentina vuelva a crecer después de tres años y que ese crecimiento redunde en una recuperación real de los salarios para que le ganen a los precios y a la inflación.

--Eso aún no ocurre, ¿cree que va a pasar de acá a las elecciones?

--Va a ocurrir. Tuvimos un inicio de año con mucha inflación, pero ya se empezó a desacelerar. Todavía no es un número que nos contente y tenemos que profundizar esa baja, pero a la vez, producto de las paritarias, los salarios van a empezar a crecer. 

--¿Cómo regulan la voracidad de las empresas que muchas veces incumplen las medidas del Gobierno?

--Existe un sistema de seguimiento de precios y de seguimiento de precios de insumos difundidos (para la industria y producción) y ahí vemos todo el encadenamiento. Las empresas al principio desconfiaban. Pero se trataba solamente de abrir los números y conocer cómo se encadenan los precios para ver en qué eslabón de la cadena hay un abuso. Costó, pero hoy ese sistema funciona bien desde la Secretaría de Comercio.  Hicimos varios acuerdos durante el año y, sin embargo, la carne creció 70 por ciento en promedio. La explicación que daban los empresarios era que ellos no estaban incumpliendo, sino que los aumentos eran producto de que había una tensión del comercio exterior y que por eso subían los precios. Por eso el Presidente tomó la decisión de cerrar por 30 días la exportación y llamar a que los exportadores traigan una nueva propuesta. Se está por hacer y será el modo de resolver el tema.

--Ha habido errores del Presidente en la comunicación, ¿Se piensa en una estrategia distinta de cara a la campaña?


--El Presidente es la voz más potente que tiene nuestro espacio para comunicar lo que está sucediendo y llevar tranquilidad. Se ha sobredimensionado esto de la comunicación, terminan siendo  atajos. Lo que verdaderamente ocurre, ocurre en las terapias intensivas, en los vacunatorios, en las fábricas. Argentina es uno de los 12 países que está fabricando vacunas contra la covid y eso es lo real, así como también las 1500 obras públicas que se están desarrollando en nuestro país. 

--Hay ciertas medidas que el Gobierno toma y luego da marcha atrás, como lo que sucedió con el monotributo, ¿por qué sucede eso?

-Éste es un Gobierno que cree que si ha habido un error de implementación en una norma, que es lo que sucedió en ese caso, es preferible reconocerlo rápidamente y pagar y que eso no sea un costo para los monotributistas. 

--Lo corremos del tema económico. Milagro Sala dijo que la decepcionó el Presidente Alberto Fernández. ¿Hay alguna reflexión al respecto por parte del Gobierno?

--Milagro sufre un hostigamiento por parte del gobierno de Jujuy y por parte del gobernador Gerardo Morales. Eso es evidente. Lo que solicitamos, al igual que su defensa, es que la Corte intervenga y evalúe todos los procesos judiciales que pesan en su contra ya que muchos de ellos tienen irregularidades. Nosotros podemos hacer una descripción de la situación, pero ella es quien lo sufre en carne propia, por eso nos ponemos en su lugar, la abrazamos, escuchamos y esperamos que los mecanismos institucionales de la Argentina se lleven adelante para que haya justicia.

Vacunas y nuevas cepas
--¿Cuál es el plan del Gobierno para contener las nuevas cepas, sobre todo teniendo en cuenta que las vacunas pueden no servir para algunas?

--Hasta aquí los análisis no son esos, pero lo que necesitamos son medidas de contención que venimos llevando adelante y que se intensificaron durante la semana pasada con reducción de vuelos. Actualmente sólo pueden venir argentinos o residentes y tienen que presentar un test negativo antes de subir y al bajar del avión, además de hacer un aislamiento. Hasta ahora tenemos un porcentaje muy bajo de positivos detectados. Se ha aprendido mucho y eso está funcionando. 

--¿Qué pasará cuando termine este DNU? ¿Cuándo estiman que saldrá la Ley de emergencia Covid?

--Tenemos expectativas de que la ley se trate esta semana y que logre la sanción. 

--¿Cómo vienen las negociaciones para acceder a las vacunas cubanas?

--Se viene avanzando en los registros de la vacuna dentro de la autoridad regulatoria de Argentina y se sigue trabajando.

--¿Y con las que donará Estados Unidos?

-Para que esas vacunas puedan estar en Argentina necesitamos un contrato con los laboratorios que las producen.

--¿No se podría acceder con el marco legal de Covax?

-No. No se puede.

-¿Y qué va a pasar entonces? ¿El país no van a aceptarlas?

-No, no es que no aceptamos. El laboratorio no va a permitir que se apliquen si no hay contrato y todavía no se ha destrabado. Nosotros venimos avanzando en diferentes negociaciones. Pero si fuera hoy, no se puede. Hace meses estamos trabajando con los laboratorios estadounidenses para tratar de destrabar las cuestiones normativas y ningún funcionario argentino se levantó de una mesa, ni se fue de ninguna negociación. Negociamos para que adapten el contrato a la normativa argentina.

Las elecciones
--¿Va a ser jefe de campaña en esta ocasión?

--Venimos trabajando con todos los equipos del Frente de Todos, hemos recreado lo que fueron los equipos de campaña de 2019 y hay un trabajo que se viene haciendo. Sin embargo, estamos más preocupados por la gestión. Todo el gabinete tiene que seguir trabajando en poder exhibir y rendir cuentas de cuáles han sido sus acciones todo el año pasado, este año, todo eso es esencial y va a contribuir también al desempeño electoral

--¿Estas elecciones van a ser una evaluación por parte de la sociedad de lo que fue la gestión de la pandemia?

--Estoy convencido de que va a primar cuál fue la actitud de cada dirigente de cara a la pandemia y ahí el Gobierno tiene para exhibir muchísimo. Los dirigentes del FdT han tenido mucho compromiso en la lucha contra la covid y es evidente que la oposición, no.

--¿Cree que el pueblo va a castigar esa postura de la oposición?

-No lo sé. Sé que gran parte del electorado va a evaluar el comportamiento de cada dirigente. Nosotros vamos a poder contar lo que fuimos capaces de hacer para luchar contra la pandemia y para trabajar en las prioridades que nos habíamos comprometido como abandonar el modelo de especulación financiera para ir a un modelo de producción, empleo y acceso a la vivienda. Hay mucho que vamos a poder contar de esta mitad de mandato.

--El acceso a la vivienda es un tema clave para los argentinos...

--Si, claro y nosotros tenemos una política que obviamente necesita escalar y madurar, pero en pandemia pudimos entregar 10 mil viviendas y se dieron más de 80 mil créditos a tasa cero para el programa de Casa Propia. Tenemos que continuar con el Procrear y con la batería de programas, no solo de vivienda social, sino también de vivienda para la clase media.

Cafiero contestó pausado, pero rápido salgo en una pregunta en la que se tomó un minuto para pensar.

--¿Qué es lo más difícil de ser jefe de gabinete en pandemia?

--Qué pregunta difícil. Lo más difícil son los contagios y los muertos que tenemos todos los días. Eso es lo que verdaderamente nosotros sentimos. Eso es lo que nos pone un una situación de mucha fragilidad porque uno puede desarrollar políticas, trata de aliviar los impactos de la pandemia, pero el virus no entiende de decretos, normas, decisiones administrativas...


La llamada "Hidrovía"
--¿Cuáles son los pasos a seguir con la llamada hidrovía?

--Se va a llamar a una licitación internacional porque el concesionario tiene contrato vencido. Lo más interesante es que se va a crear el ente de control que va a tener la participación de todas las provincias ribereñas. No sólo habrá un control estatal mucho más concreto, sino también una mirada participativa y federal. También se ha creado el consejo consultivo donde participan universidades y otros miembros de la sociedad civil. 

--¿Por qué no se puede hacer cargo el Estado en su totalidad?

-Primero necesitamos crear el ente, que nunca se había hecho y era un reclamo de años. A partir de eso se empezará a generar la institucionalidad necesaria para el día de mañana poder pensar que ese sea un recurso explotable por el Estado. Hoy es necesario que esa actividad continúe, pero lo esencial es que haya mucha transparencia y participación. Con la licitación se harán obras necesarias y eso es fundamental.

Reforma del sistema de Salud
--Cristina Kirchner propuso una unificación de los tres subsistemas de salud, ¿cómo se está avanzando en ese tema?

-La discusion del financiamiento del sistema viene hace tiempo y todos los actores lo saben, sólo que en pandemia se hizo una coordinación público privada y verdaderamente funcionó muy bien. Eso no supone suprimir una de las partes, lo que supone es encontrar un método de trabajo articulado que genere condiciones para que el sistema se haga sustentable.

--¿Van a permitir el aumento que reclaman las prepagas? Las obras sociales también reclaman dinero al Estado.

--La medicina prepaga, que reclama subir la tarifa porque dice que subieron los costos. Nosotros pedimos que nos traigan los costos para evaluarlos y si eso es real lo vamos a discutir, como discutimos todos los precios regulados de la economía. La discusión apuntará al justificativo del aumento: si el justificativo es un aumento por sí mismo, es inaceptable. Si el justificativo es un aumento principalmente para el salario de los trabajadores de la salud, ahí es algo que podemos evaluar.

Te puede interesar

Más trucho que ciego: Los negociados de las empresas del fideicomiso que había creado Macri

La figura inexistente que creó para "transparentar" su patrimonio mientras fuera Presidente se movió en la ilegalidad. Hubo empresas que el Estado contrató con frecuencia y nombres que se repiten: Alejandro Braun Peña, primo segundo de Marcos; Pablo Clusellas, Leonardo Maffioli, Nicolás Caputo y hasta Juliana Awada. Las acciones no declaradas y las estructuras societarias encadenadas y que se arman para ocultar a los beneficiarios de un negocio.

macri-2