Biden promulgó una ley para frenar los delitos de odio contra los asiáticos

La nueva ley establece que el Departamento de Justicia designe a un responsable para investigar estos episodios y movilice recursos para ponerles fin.

Internacional 21 de mayo de 2021
60132942646b5_1004x565

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, promulgó este jueves una ley que busca acabar con los delitos de odio contra los asiáticos ante el incremento de los casos que se produjeron en el país desde el inicio de la pandemia de coronavirus, originada en China.

Biden firmó el proyecto de ley, denominado "Ley de delitos de odio Covid-19", diseñada para para implementar un mejor seguimiento y denuncia de los delitos racistas.

La ley establece que el Departamento de Justicia designe a un responsable para investigar estos episodios y movilice recursos para ponerles fin, a la vez que instruye al fiscal general y al Departamento de Salud y Servicios Humanos a emitir una guía de mejores prácticas.

Durante el acto de la firma del proyecto en la Casa Blanca, al que asistieron decenas de legisladores y que ha sido respaldado previamente por la Cámara de Representantes y el Senado, Biden remarcó que está "comprometido" a "detener el odio y los prejuicios", informó el medio local The Hill.

"Tenemos que cambiar los corazones del pueblo estadounidense. El odio no puede tener un puerto seguro en Estados Unidos", sentenció el mandatario demócrata.

Biden, también citado por la agencia de noticias Europa Press, expresó su satisfacción por el apoyo que ha recibido la legislación bipartidista tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado.

La primera potencia mundial contabilizó 6.600 delitos de odio contra estadounidenses de origen asiático desde marzo de 2020, cuando estalló la pandemia.

Te puede interesar

India: el Estado comenzó a pagar las vacunas para todos los adultos

La campaña de vacunación, empañada por retrasos y escasez de dosis más la desconfianza de la población pese a la mortífera segunda ola que sacudió al país, impulsó al Gobierno a revisar su estrategia y a abrir la vacunación gratuita a todos los adultos mayores de 18 años.

60d0990bb3be8_1004x565