El presidente de Filipinas ordena arrestar a quienes usen mal el tapabocas

Rodrigo Duterte dio instrucciones para que la policía detenga a quienes no respeten la medida de prevención. El país acumula más de 1,08 millones de casos y se acerca a los 18.000 muertos a causa de la enfermedad.

Internacional 07 de mayo de 2021
5f27e9446309d_1004x565

En un momento en que Filipinas tiene dificultades para contener el brote de coronavirus, el presidente Rodrigo Duterte ordenó a la policía detener a aquellas personas que no lleven el tapabocas de forma correcta, incluidos quienes lo usen por debajo de la nariz.

El jefe de Estado lanzó esta nueva directiva después de una reunión del grupo de trabajo sobre la Covid-19, según un video transmitido por sus servicios anoche, y en el que se ve que todos llevan tapabocas, a excepción suya.

Desde que se reforzaron las restricciones en la capital y las provincias vecinas, a fines de marzo, debido a un brote de casos de coronavirus, miles de personas fueran sancionadas por violar las normas establecidas.

Tras la muerte de un hombre que, por violar el toque de queda, fue obligado a realizar un centenar de flexiones por la policía, el ministro de Justicia y el jefe de la Policía instaron a los agentes a imponer multas o servicios comunitarios en lugar de detenerlos.

Sin embargo, Duterte sostuvo que los policías deben mostrarse inflexibles con las personas que llevan mal el barbijo.

El año pasado, el jefe de Estado afirmó que las fuerzas de seguridad debían abrir fuego contra quien creara "desorden" en zonas confinadas, lo que le valió fuertes críticas de las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Desde el inicio de la pandemia, Filipinas contabiliza más de 1,08 millones de casos y se acerca a los 18.000 muertos a causa de la enfermedad.

Te puede interesar

La variante Delta sigue causando estragos en el mundo

En Asia se reportaron cifras récord y aumentaron las restricciones. Las pruebas deportivas de los Juegos Olímpicos de Tokio serán sin público y este viernes la antorcha llegó a un estadio vacío. Australia atraviesa un rebrote.

60b77b56ee3e3_1004x564