Jeanine Áñez y varios de sus ministros con orden arresto por el golpe en Bolivia

Internacional 13 de marzo de 2021
anez_dpa_1615577579

La expresidenta de facto de Bolivia Jeanine Áñez informó este viernes, a través de su cuenta en Twitter, que fue emitida una orden de detención en su contra. La medida también afecta a ministros de su gestión y a altos mandos militares.

"La persecución política ha comenzado. El MAS (Movimiento al Socialismo, partido gobernante) ha decidido volver a los estilos de la dictadura. Una pena porque Bolivia no necesita dictadores, necesita libertad y soluciones", escribió la exmandataria de facto Twitter.

 La decisión de incluir a la expresidenta de facto trascendió durante la tensión por las órdenes de detención contra ex altos mandos militares y de la policía que presuntamente participaron en el derrocamiento del expresidente constitucional Evo Morales Aymá en noviembre de 2019.

Las órdenes fueron emitidas en el marco de la causa por el golpe de Estado de 2019, que derrocó al entonces mandatario Evo Morales, que dio paso al período de facto, entre noviembre de ese año y el mismo mes de 2020.

En el documento, se indica que los exfuncionarios son acusados de delitos de terrorismo, sedición y conspiración. Además, se establecieron las órdenes de detención al existir riesgo de fuga de los involucrados, debido a sus altos movimientos migratorios, que "acredita la facilidad que tienen de abandonar el país".


Previo a informar sobre la orden de aprehensión, Áñez insistió en que no hubo golpe de Estado, sino que se trató de una "sucesión constitucional debido a un fraude electoral".

Detenciones en proceso
La medida también afecta a cinco miembros del gabinete de ministros de Áñez, como al exministro de Gobierno, Arturo López y al exministro de Defensa, Luis Fernando López. Ambos exfuncionarios residen actualmente en EE.UU. Otro de los ministros acusados es Rodrigo Guzmán, extitular de la cartera de Energía , que hoy fue detenido por la policía por su presunta vinculación a la causa “terrorismo y sedición”. Guzmán fue detenido en Trinidad, departamento de Beni, en el centro-norte del país, y será trasladado a La Paz, reseñó El Deber.

El proceso iniciado también incluye a Yerko Nuñez exministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, y Presidencia. Núñez, quien también se pronunció por Twitter y calificó la medida como una "cacería de exministros". Por su parte, ex  titular de la cartera de Justicia, Álvaro Coimbra, también acusado en la causa, se abocó a las redes sociales para referirse a la orden de detención en su contra y al arresto de Guzmán. Según un fragmento divulgado por Coimbra, la orden afecta a un total de 10 personas.

Además de los exfuncionarios del período de facto de Áñez, las órdenes de aprehensión fueron giradas contra el almirante Palmiro Jarjuri, quien era comandante de la Armada; Jorge Gonzalo Terceros, excomandante de la Fuerza Aérea, y el general Gonzalo Mendieta, excomandante del Ejército.

Denuncia y más órdenes


Desde la comisión de Justicia Plural del Congreso boliviano existe un pedido de enjuiciamiento a Jeanine Áñez por delitos de lesa humanidad al ordenar la represión de personas que se manifestaban contra el golpe de Estado de derrocó Evo Morales en 2019. Uno de los argumentos centrales de la comisión de Justicia es el decreto que ordenó la incorporación de militares en la represión de manifestaciones, liberándolos anticipadamente de eventuales responsabilidades penales.


La Fiscalía Departamental de La Paz tomó las medidas en base a la denuncia presentada por la exdiputada Lidia Patty. La excongresista del MAS denunció a Luis Fernando Camacho, gobernador de la provincia de Santa Cruz y ex candidato presidencial de las elecciones en las que Luis Arce ganó con un aplastante 55 por ciento de los votos. La denuncia a Camacho fue por incitar a las protestas que terminaron con la renuncia del expresidente constitucional. La denuncia también incluye a exjefes militares o policiales, por los sucesos que se constituyó en un golpe de Estado.


Morales presentó su dimisión luego que el entonces jefe de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, y quien era comandante general de la Policía de Bolivia, Yuri Calderón, se lo solicitaran.


Kaliman fue el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas y el cuarto alto mando de las fuerzas de seguridad en recibir una orden de detención por la presunta participación en el golpe de Estado. También es acusado por aparentes delitos de terrorismo, sedición y conspiración en grado de complicidad. El pasado noviembre de 2019, Kaliman, en una conferencia de prensa sugirió la renuncia del entonces presidente, Evo Morales.

Previamente fue efectivizada la detención de Flavio Arce, también miembro del Alto Mando junto a Kaliman. Arce se desempeñaba como jefe del Estado Mayor del Ejército de Bolivia en noviembre de 2019. La Fiscalía señala que este debió haber detenido a Kaliman, el comandante de las Fuerzas Armadas que pidió públicamente la dimisión de Morales.

"Hay una orden de aprehensión" y la Policía "es la encargada de ejecutar" afirmó el jurista Jorge Nina que representa a la exlegisladora Lidia Patty, sobre la orden de arresto emitida por la Fiscalía contra Kaliman.

Nina recordó que el excomandante de las Fuerzas Armadas "se reunió con su Estado Mayor" o colaboradores castrenses bajo conductas que provocaron "la renuncia de un presidente y la instauración ilegal de un Gobierno de facto" en referencia al mando que asumió la expresidenta interina de Bolivia Jeanine Añez.

Arce se desempeñaba como jefe del Estado Mayor del Ejército de Bolivia en noviembre de 2019. La Fiscalía señala que este debió haber detenido a Kaliman, el comandante de las Fuerzas Armadas que pidió públicamente la dimisión de Morales.

Te puede interesar