El presidente del Consejo de la Magistratura denunció al juez Gemignani

Diego Molea presentó este viernes una denuncia por “mal desempeño” contra el miembro de la Cámara Federal de Casación Penal por sus "gravísimas" expresiones. Se suma a la denuncia presentada por las camaristas Ángela Ledesma y Ana Figueroa.

Policiales 13 de marzo de 2021
f800x450-215394_266840_5050

El presidente del Consejo de la Magistratura, Diego Molea, presentó una denuncia por "mal desempeño" contra el juez Juan Carlos Gemignani tras el repudio generalizado que generaron sus comentarios machistas en el chat que comparte con todos sus colegas del la Cámara Federal de Casación Penal. Además, solicitó un "informe detallado" sobre los mensajes en cuestión, que fueron condenados recientemente por el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, entre otros representantes del Gobierno e integrantes del arco político y judicial. 

"Feliz día a las delincuentes", había escrito el magistrado durante el Día Internacional de la Mujer en una comunicación virtual con los trece camaristas. Molea subrayó en su presentación que la intervención del Consejo resulta "fundamental" en este caso, después de tildar de "gravísimas" las expresiones de Gemignani. Argumentó que "resultan totalmente incompatibles con los esfuerzos que el Poder Judicial de la Nación está desarrollando para actuar y resolver con perspectiva de género”. 

 

Gemignani había enviado una serie de mensajes repudiables antes de que se iniciara un conversatorio por el día de la mujer trabajadora, organizado por la camarista Ana Figueroa, quien preside hace años la Comisión de Género y Justicia del tribunal. La intervención del magistrado apareció en el chat que comparten los jueces que se llama "Acuerdo Virtual".

En la presentación judicial, Molea resaltó las medidas que se tomaron desde el Consejo de la Magistratura para implementar una visión integral contra la violencia machista, que van en contra de la actitud del magistrado. “Este Consejo de la Magistratura ha reconocido el enorme desafío que representa deconstruir los patrones socioculturales de violencia sistemática contra las mujeres. Como actores del sistema de Justicia, hemos implementado acciones claras y concretas a fin de fomentar la inclusión de la perspectiva de género dentro del Poder Judicial de la Nación”, puntualizó. 

Las primeras en reprobar los mensajes de Gemignani fueron las magistradas Figueroa y Ángela Ledesma, quienes integran el chat. Ambas decidieron posteriormente enviarle un oficio al presidente de la Casación, Gustavo Hornos, para que certifique los mensajes. 

"Nos resultan intolerables expresiones genéricas de ese tenor en momentos donde ponemos todo el esfuerzo necesario en el Poder Judicial para actuar y fallar con perspectiva de género, conforme a las exigencias de nuestra Constitución Internacional, el DIDH (Derecho Internacional de los Derechos Humanos) y las leyes del derecho interno", escribieron las juezas. 


En su primer descargo, Gemignani dijo que fue mal interpretado en sus expresiones. Además, sostiene que los mensajes en ese chat son de carácter confidencial y no se puede accionar contra él por sus dichos.

Sin embargo, para Molea, de comprobarse que efectivamente tuvo esas expresiones, estas configuran "un claro supuesto de violencia contra la mujer". “Solicito la Comisión de Disciplina y Acusación que requiera a la Cámara Federal de Casación Penal, con la mayor urgencia, un informe detallado acerca de los mensajes referenciados en las notas periodísticas reseñadas así como la totalidad de las constancias y/o actuaciones que hubieran sido labradas con motivo de ese intercambio”, concluye la presentación del presidente del Consejo de la Magistratura.

Gemignani ya había sido sancionado previamente por el Consejo de la Magistratura por haber ordenado detener a una secretaria del tribunal que no quiso cumplir con una orden que él le había dado. También, como contó este diario, protagonizó un escándalo al echar a los gritos a su colega Liliana Catucci, a quien acusó de actuar en connivencia con un policía.

 “Un juez de Casación, que hace poco encerró a una secretaria en un despacho, ahora se dirige de esta manera a sus colegas mujeres en el Día Internacional de la Mujer. ¿Hasta cuándo? ¿O estarán esperando que le pegue a alguna?”, había escrito Cristina Kirchner en twitter al recordar los acosos del magistrado. Por su parte, el Presidente había dicho que sus expresiones dejaban "en evidencia su valoración sobre el respeto a la diversidad de género". "Algún episodio que viene a mi memoria parece corroborar su maltrato a la condición de mujer", escribió el primer mandatario en un hilo de Twitter.

El escándalo de los chats misóginos llega además en un contexto particular para la Cámara, sacudida por las denuncias contra su presidente, Gustavo Hornos, por sus reuniones con Mauricio Macri. Al mismo tiempo, avanza una denuncia en el Consejo de la Magistratura contra el juez Eduardo Riggi por secuestrar el expediente sobre las presiones al Grupo Indalo por parte del macrismo y su mesa judicial.

Te puede interesar