Lomas de Zamora: perpetua por matar a su ex pareja y al hijo

El TOC 1 de Lomas de Zamora sostuvo que el Marco Antorio Lasserre perpetró el hecho de una manera "aberrante" y con "total la desprecio a la vida humana".

Policiales 04 de marzo de 2021
0007392598

Un hombre fue condenado a prisión perpetua durante un juicio oral, acusado de haber asesinado a su pareja Laura Silvana Rivero y al hijo de 6 años, a quienes mató a cuchillazos en 2019 en una casa del partido bonaerense de Lomas de Zamora, informaron fuentes judiciales.
El condenado es Marco Antorio Lasserre, de 42 años, quien fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora que le imputó el delito de "homicidio agravado por haber sido cometido por un hombre contra una mujer mediando violencia de género y alevosía", en perjuicio de Rivero y "homicidio agravado por alevosía", respecto al hijo Thiago Castro.

"Estamos muy conformes y satisfechos con la sentencia. Se hizo justicia y ahora mi hermana y mi sobrino podrán descansar en paz", dijo Lorena Rivero, hermana y tía de las víctimas respectivamente, quien se mostró "muy agradecida con el fiscal de juicio Marcelo Procopio y con la fiscal Marcela Juan, quien fue quien lo detuvo y le dio preventiva en un primer momento".

El fallo del tribunal coincidió con lo que había solicitado en su alegato el fiscal Procopio, quien el lunes de la semana pasada reclamó la prisión perpetua de Lasserre, un vigilador privado, de nacionalidad uruguaya.

Durante las audiencias, los jueces escucharon la declaración de ocho testigos, entre ellos a la ex esposa de Lasserre, quien también relató un pasado de violencia de género en su contra por parte del imputado, de quien dijo que la quiso matar y que, por ese episodio, estuvo detenido tres años.

En la requisitoria de elevación a juicio, la funcionaria judicial detalló que el niño recibió 16 heridas de arma blanca y su madre 13.

La fiscalía sostuvo que el acusado perpetró el hecho de una manera "aberrante" y con "total la desprecio a la vida humana", en el que aprovechó "el estado de indefensión en el que se encontraban las víctimas que le aseguraba tanto el resultado querido como actuar sin riesgo alguno para su persona".

Te puede interesar