Estudiantes (RC) jugará la final por el segundo ascenso

En el Gigante de Arroyito, Estudiantes de Río Cuarto venció 1-0 a su homónimo de Buenos Aires y se clasificó a la final del Reducido de Primera Nacional.

Deportes 28 de enero de 2021
0007303097

Estudiantes de Río Cuarto derrotó 1-0 a su par de Buenos Aires y se clasificó a la final del reducido de Primera Nacional por el segundo ascenso, en la que se medirá ante el ganador de la llave que están disputando Platense y Atlético de Rafaela en el Coloso Marcelo Bielsa.

El partido se disputo en el Estadio Gigante de Arroyito, de Rosario Central, y el único gol lo convirtió Ibrahim Hesar a los 18 minutos de juego tras una asistencia de Nahuel Cainelli.

De esta manera, el equipo que dirige técnicamente Sergio Vázquez definirá el segundo cupo a la máxima categoría del fútbol argentino, luego de haber malogrado la oportunidad de conseguirlo en la final por el primer ascenso que perdió ante Sarmiento de Junín por penales, tras empatar 0-0 en tiempo reglamentario.

En un partido típico de ascenso, luchado, aguerrido en la mitad de la cancha, con un final vibrante y golpe a golpe, el conjunto riocuartense fue más efectivo que el de Caseros y se quedó con la clasificación.

El gol llegó luego de una jugada colectiva desde la derecha que enlazaron Cainelli y Sepúlveda con una serie de pases que terminó en un centro rasante para Hesar, quien definió debajo de los tres palos, con el arco a su merced.

En el cierre del primer tiempo, el asistidor del primer gol, Nahuel Cainelli, pudo ampliar el marcador pero no fue contundente en la definición cuando debió concretar la jugada tras haberla comenzado él mismo desde la izquierda con contraataque a pura velocidad.

En el segundo tiempo el equipo de Caseros reaccionó y generó peligro en la defensa cordobesa. De hecho, a los 25 minutos Tomás Bolzicco tuvo una chance inmejorable para empatar el partido con un cabezazo a un metro del arquero, pero Brian Olivera se lució para salvar a Estudiantes (RC).

El final fue de ida y vuelta, los de Mauricio Giganti, que venían de derrotar a Atlanta en cuartos, buscaron el empate persistentemente, pero sin efectividad en los últimos metros y con un Olivera intratable custodiando el arco del equipo de Río Cuarto.

Te puede interesar