Coronavirus: El contagio de Larreta y el impacto que generó dentro del PRO

Politica 07 de enero de 2021
5f5ac82b50d3b_1004x565

El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, volvió de su descanso en Cariló durante el fin de semana largo y anunció que tiene covid-19. Por lo tanto, quedó aislado. Como estuvo en un asado con otros dirigentes del PRO, ellos también deberán aislarse. Concretamente, deberá hacerlo el titular del bloque del PRO en Diputados, Cristian Ritondo, quien fue el anfitrion del asado. También estuvo presente el intendente de Pinamar, Martín Yeza, que ya tuvo coronavirus. Se trató de una de las primeras reuniones políticas de Larreta de cara a un año electoral. Hubo dudas sobre si el jefe de Gobierno cumplió con los protocolos que reglamentó su propia administración.

Apenas regresó de un fin de semana largo en Cariló, Larreta anunció que debía aislarse. "Ayer volví de la Costa, donde pasé el fin de semana en familia. Como tuve dolor de cabeza, decidí no esperar e hisoparme. Hoy el resultado dio positivo. Estoy bien en casa. Por favor sigamos cuidándonos y, ante el primer síntoma o a la vuelta de las vacaciones, hagámonos el test", recomendó el jefe de Gobierno.

Fue curioso que mencionara que se hizo el test sin esperar. Algunos le señalaron que, según las regulaciones porteñas igual tenía que hacerse el hisopado. Es algo que él mismo explicaba en el tweet anterior que publicó: "Recuerden que si viajan a más de 150 km de la Ciudad y durante más de 4 días, es importante que saquen un turno para hacerse el test cuando vuelvan en cualquiera de los centros de testeo. Yo ya lo hice", decía el mensaje.

 "Se lo iba a hacer igual", respondieron en el Gobierno porteño. Señalaron que, dado que se empezó a sentir mal, fue directamente a hacérselo, pero que tenía previsto hisoparse de todas formas.  El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, informó que Larreta se encuentra en buen estado de salud: "Está muy bien, así que será cuestión de que se aísle, cuidarlo y que evolucione el cuadro clínico".

Durante el fin de semana largo, concretamente, el 1 de enero un joven economista mostró una foto que se sacó con Larreta en su cuenta de Twitter. En la foto, ambos aparecen sin barbijo

Luego que se supo que Larreta había dado positivo, el joven bromeó con que él no lo había contagiado, aunque luego admitió que iba a hisoparse. "Estuvimos juntos 15 segundos", indicó. En el entorno del jefe de Gobierno, aclararon que durante ese día Larreta estuvo trotando en la plaza y que, por eso, no usaba barbijo cuando se sacaron la foto.

El jefe de Gobierno estuvo en reuniones políticas con otros dirigentes del PRO durante el fin de semana -dado que es un año electoral que ya empezó-, lo que llevará nuevamente a una cadena de hisopados y aislamientos. Concretamente, Larreta estuvo reunido con el jefe del bloque del PRO Cristian Ritondo; el intendente de Pinamar, Martín Yeza; el secretario general del Gobierno porteño, Fernando Straface y, el subsecretario de Cooperación Urbana, Lucas Delfino. Estos últimos dos son de los funcionarios porteños que también tallan en el armado electoral de Larreta.

El encuentro fue el lunes por la noche en la casa de Ritondo en Pinamar, donde el diputado pasa sus vacaciones. Comieron una picada y un asado. Según comentaron los comensales, fue al aire libre y con precauciones (incluso le pusieron nombre a los vasos para no confundirse). De todas formas, Ritondo quedó aislado y se va a hisopar. Lo mismo Delfino, que el próximo viernes se hisopará.  Straface no se hará el test, pero quedará aislado. Yeza ya tuvo coronavirus, por lo que no se aislará. "Se hizo un test serológico y tiene buenas defensas. Debe estar atento a cualquier síntoma y extremar los cuidados", indicaron cerca del intendente. En tanto, el miércoles pasado, Larreta estuvo con el presidente Alberto Fernández y con el gobernador Axel Kicillof.

La situación es similar a la que se vivió cuando dio positivo la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Comenzaron a conocerse una serie de reuniones reservadas del ala moderada, entre las que se incluyó una en la que estuvieron Larreta, Ritondo, el senador Martín Lousteau y el extitular de Diputados Emilio Monzó. Fue el primer encuentro que se conoció entre Vidal y Monzó luego de que estuvieran enemistados gran parte de los cuatro años de Macri como presidente. Tras ese encuentro varios se hisoparon. Desde el entorno de Lousteau consideraron que no era necesario porque “se mantuvo mucho más que la distancia social”. También se debieron hisopar otros contactos de Vidal, como su exjefe de Gabinete Federico Salvai y la exministra de Desarrollo Social Carolina Stanley.

Esa reunión entre los dirigentes del ala moderada, que se conoció por el virus, también mostró, en ese momento de 2020, los reagrupamientos el "posmacrismo" y la búsqueda de construir un polo político ya sin el ex presidente.  El asado en Pinamar del jefe de Gobierno, en este caso, responde más al armado de este año, en el que busca ir construyendo su candidatura hacia 2023.


Más allá del malestar, según contaron en el Gobierno porteño a este diario, Larreta siguió trabajando durante todo el día de forma remota. Estuvo en la videoconferencia con el presidente Alberto Fernandez  -que fue extensa-, tuvo varias videollamadas por Whatsapp y continuó el resto del día gobernando por Zoom.

Te puede interesar