Tres policías imputados por la muerte de un joven en Quilmes

Se trata de tres policías que están imputados por la muerte de un joven que intentaba vender una moto en San Francisco Solano, partido de Quilmes.

Policiales 31 de diciembre de 2020
0007237265

Tres policías, uno de la Ciudad y dos bonaerenses, fueron imputados por incumplimiento de los deberes de funcionario público y preventivamente separados de sus funciones, acusados realizar un operativo ilegal en el que murió, de un aparente ataque cardíaco, un joven que intentaba vender una moto robada, en la localidad de San Francisco Solano, partido de Quilmes.

Si bien los indicios apuntan por ahora a una muerte por una descompensación, ya que de acuerdo a sus allegados el joven, identificado como Daniel Eduardo Cevallo (23), vecino de Quilmes, era un paciente cardíaco que estaba a la espera de un trasplante de corazón, las pesquisas aguardan el resultado final de la autopsia para descartar que haya sido consecuencia de la violencia ejercida por los efectivos, añadieron los voceros.

Por su parte, la mujer de la víctima, que presenció el hecho, denunció que los efectivos "provocaron" la muerte de su pareja y que "no hicieron nada" cuando quedó tendido en el suelo y la ambulancia "tardó 45 minutos en llegar".

El hecho ocurrió el lunes pasadas las 20 en Quilmes, cuando un hombre al que le habían robado la moto 15 días atrás descubrió que la misma estaba publicada en un sitio de compra y venta de artículos por internet.

Con el fin de recuperarla, el dueño de la moto llamó a unos policías amigos -uno de la ciudad y dos de la Policía Local-, quienes se dirigieron hasta una estación de servicio ubicada en avenida Monteverde y Donato Álvarez, de San Francisco Solano, partido de Quilmes, donde se había pactado el encuentro con el vendedor.

Al llegar al lugar, los policías, que estaban vestidos de civil, desplegaron un procedimiento ilegal -ya que no había sido autorizado por sus superiores ni por ninguna autoridad judicial-, en el marco del cual sorprendieron al joven que había llevado la moto, quien estaba con su pareja.

En medio de ese operativo, el vendedor de la moto fue reducido en el piso por dos de los policías y aparentemente sufrió un ataque cardíaco que le produjo la muerte a pesar de los intentos de un médico que pasaba por allí por reanimarlo.

Luego de ser notificado del hecho, el titular de la UFI 4 de Lomas de Zamora, Leonardo Kaszewski, acudió al lugar y encontró al joven fallecido esposado boca abajo en el sector de estacionamiento de la estación de servicio.

Inmediatamente el funcionario dispuso la imputación de los policías que se hallaban en el lugar y ordenó la autopsia al cuerpo del fallecido con el fin de establecer fehacientemente las causas de la muerte.

Es que en algunas imágenes tomadas por las cámaras de seguridad de la estación de servicio se ve la secuencia del operativo policial ilegal y tramos en los que uno de los efectivos le coloca una rodilla en el pecho al joven mientras la pareja de éste gritaba que lo soltaran porque era paciente cardíaco.

Voceros con acceso al expediente adelantaron a la agencia Télam que los resultados preliminares de la autopsia indican que el cuerpo del joven presentaba algunos golpes pero en principio ninguno de ellos le causó la muerte.

Además dijeron que de las imágenes analizadas surge que hubo un forcejeo aunque "no se ejerció una violencia desmedida" contra Cevallo.

No obstante, el fiscal aguarda el informe forense final para sacar conclusiones e indagar luego a los policías, que se encuentran en libertad.

Durante esta jornada, la pareja de Cevallo, Claudia, declaró ante el fiscal, que el joven de Quilmes se ganaba la vida comprando y vendiendo distintos artículos por las redes sociales y aseguró que había adquirido la moto sin saber que era robada.

La viuda manifestó: "Sólo queríamos vender una moto que compramos de buena fe. Teníamos una moto que era mía y la queríamos cambiar por otra y mi pareja encontró esta marca Honda Titán que la cambiaban mano a mano y lo hicimos".

"Solo queríamos venderla porque mi hija cumple 15 años el 10 de enero y quería hacerle una cena y con el resto arreglar un poco la casa. Nunca supimos que la moto era robada. Mi marido pidió 70 mil pesos y los policías le ofrecieron 60 mil. Ellos nunca dijeron que eran policías y que la moto era robada, todo fue muy rápido y lo empezaron a golpear sin saber que era un enfermo crónico", agregó la mujer.

"Primero ellos se subieron (a la moto) y la probaron en marcha. Después le dijeron que era una rata y que tenía que morir por chorro. Nosotros nunca robamos nada de nada. Lo dejaron morir en el piso y nada hicieron porque la ambulancia tardó 45 minutos", añadió.

Claudia dijo que solo espera "justicia" y acusó a los policías de "provocar la muerte de un hombre".

"Necesito fotos y videos. Todo lo que puedan tener como prueba de los tres policías que mataron a mi marido. Si alguien puede aportar algún dato para la causa por favor acercarse a la fiscalía", posteó la mujer en su muro de la red social Facebook.

Por el momento, la causa judicial que involucra a los tres policías está caratulada como "incumplimiento de los deberes de funcionario público y averiguación causales de muerte".

Te puede interesar

La fiscal dice tener "casi todos los elementos para enviar a juicio" al marido de Píparo

Así lo confirmó la fiscal María Eugenia Di Lorenzo, al referirse a las 14 declaraciones testimoniales, el resultado de las pericias accidentológicas y las más de 400 horas de filmaciones de las cámaras de seguridad. Una fuente afirmó a Télam que “la conducta posterior de arrastrar la moto es lo que lo más perjudica” a Juan Manuel Buzali, el esposo de la legisladora.

5ffa41bd50076_1004x565